¿Cuando limpiar la chimenea?

Las chimeneas y hogares de las casas necesitan un mantenimiento si se quiere garantizar que funcionen bien y duren muchos años.

Así que aconsejamos limpiarlas:

Uso de la instalación ¿Cuando limpiar?
Instalaciones de uso habitual (calefacción de gasoil, leña, carbón y pellet) 1 vez al año
Instalaciones en segundas residencias o gas Cada 3 años
Chimeneas y calderas de leña / carbón Cada 4.000 kg de leña quemada

Indicios de un mal funcionamiento:

Calderas de gas y gasoil:

El problema más habitual es el de acumulación de residuos secos que obstaculizan el paso del gas o gasoil.

Este problema genera mala combustión y provoca que la caldera pueda llegar a consumir el doble, ensucia, contamina mucho y puede llegar a provocar intoxicaciones graves.

Chimeneas con mal tiraje, humos o malos olores

Es lo primero que notaremos. El tiraje es la corriente de aire que origina el fuego y que hace que el humo ascienda por la chimenea. Si hay mal tiraje la chimenea puede hacer humos y originar malos olores debido a que los gases no fluyen adecuadamente. También acelera la acumulación de hollín en las paredes interiores de la chimenea y puede llegar a ser un peligro de seguridad si la chimenea llega a encenderse.

Una chimenea limpia es la mejor garantía de seguridad y buen tiraje.

Acumulación de hollín en chimeneas de todo tipo

El hollín es la la leña o gasoil que no se ha terminado de quemar del todo y surge principalmente por la mala combustión del sistema de calefacción o chimenea. Sobre todo procede de la leña más verde y más mala (como la de pino) y que se acumula en las paredes de las chimeneas y de los conductos que conducen el humo. Es extraordinariamente inflamable tanto si los conductos son de obra como de hierro.

Además, si se llega a acumular suficiente cantidad de hollín, las altas temperaturas hace que se agrieten las paredes y finalmente se rompan. Esto significa tener que reparar la chimenea posteriormente.

Este problema se suele detectar precisamente cuando se limpian, a veces empiezan a caer partes de las paredes de los conductos. Por eso es importante realizar un mantenimiento y no llegar a este punto.

Consejos prácticos:

  • Aconsejamos siempre cerrar el registro (fig. 1) cuando no se utiliza la chimenea ya que así evitará que todo el calor de la calefacción de la casa se vaya por la chimenea.
  • Colocar mallas de protección (fig.2) a la salida de las chimeneas para evitar que los pájaros nidifiquen en el interior de los conductos.
  • Si las chimeneas no son verticales, asegurarse de que tienen una inclinación diferente a 90º para facilitar la salida de humos.

Llama al:

93 812 49 04

Limpieza de chimeneas y calderas

Desde 1985 hemos limpiado las chimeneas y calderas de miles de hogares y empresas. Somos el mejor equipo para garantizar una chimenea limpia y segura.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de Cookies". ACEPTAR

Aviso de cookies